Tips para hacer la mejor salsa blanca para tu pasta

Compartir en:

La salsa blanca o bechamel es una de las recetas de salsas clásicas de la cocina y nada mejor que combinarla con pasta. Por eso, hoy aprenderás una receta básica y algunos trucos para que quede deliciosa y sin grumos.

Su preparación muy versátil y que se puede combinar muy bien con otros sabores. La salsa blanca, además, se hace solamente con 3 ingredientes principales: leche, harina y manteca o mantequilla. A partir de estos ingredientes, podemos ir agregando más como nuez moscada, pimienta negra molida, etc

Primero, conoce algunos trucos para que la salsa blanca sea el mejor acompañamiento para la pasta:

  1. Lo primero es no usar la leche fría recién salida de la nevera o refrigeradora, el cambio brusco de temperatura puede hacer que se formen grumos. La leche puede utilizarse incluso un poco caliente para evitar este problema. Algo importante a tomar en cuenta, es que la salsa bechamel espesa muy fácil una vez que se enfría, por eso debemos estar atentos.
  2. Otro truco para que no salgan grumos es pasar la harina por un colador, así quedará fina totalmente.
  3. Incorporemos un poco de aceite a la mantequilla. Si hacemos esto, evitamos que se queme la mantequilla ya que el aceite se quema a más temperatura y al mezclarse con la mantequilla derretida conseguimos que aumente esa temperatura.
  4. Cuando agreguemos la leche, raspar siempre en los bordes inferiores de la cacerola, para que no quede harina allí.

Receta básica de salsa bechamel

INGREDIENTES:

1 litro de leche

60g de Harina de trigo

60g de Manteca o Mantequilla

Sal

Pimienta

Nuez Moscada

 

PROCEDIMIENTO

 

1) Poner la manteca en una cacerolita, cuando se derrite agregar de golpe la harina y mezclar enérgicamente con un batidor de mano. Cocinar por 1 minuto, siempre mezclando. Esa pasta se llama roux, es lo que hace que espese la salsa.

 

2) Ir agregando la leche de a poco, cuando que observe que empieza a espesar, ir agregando más. Esto es clave para que no se formen grumos.

 

3) Una vez que agregamos toda la leche, cuando hierve va a espesar, cocinar 30 segundos más y ya está la salsa blanca o bechamel.

4) Agregar sal, pimienta y nuez moscada para darle sabor.

print


Compartir en: